Cuanto Menos Necesitas, Más Libre Eres.

Cuanto menos necesitas, más libre eres. Punto.

A mí me encantaría ser como un mechero, consumir lo mínimo posible para lo justo y preciso. En ello estoy y me hace feliz ver ese progreso a la inversa.

Soy un tipo barato. Mantenerme ahora cuesta mucho menos que mantenerme hace 15 años. Y espero encontrar ese punto mínimo, para necesitar lo mínimo posible y así poder ver como el tiempo corre a una velocidad agradable todo el tiempo. A una velocidad justa.

De niño le decía a mi madre: “No es justo que tenga que ir al colegio 9 meses y sólo tenga 3 para no ir”. Ella se reía como quitándome la razón, seguramente porque ella trabajaba 12 meses de 12.

Las obligaciones, las facturas y el estilo de vida marcan la vida. Cuando menos obligaciones, menos facturas que pagar y menor sea el estilo de vida, mejor. Mucho mejor.

FUERZA Y PAZ.

INFORMACIÓN MENTORÍA GRUPAL

 

 

No Decidir También Es Decidir.

No decidir también es decidir.

Y tiene sus consecuencias.
Bastante jodidas, por cierto.

No hay salida gratuita.
Todo tiene un coste.
Hasta rechazar ese coste tiene un coste.

Así que, puestos a tener que pasar por el tubo de la libertad, juguemos fuerte.
Asumamos el juego, la parte que nos toca y pasemos, al menos, un buen rato el tiempo que estemos aquí.
Igual hasta ganamos.

FUERZA Y PAZ.

INFORMACIÓN MENTORÍA PREMIUM

El Sueño De La Bicicleta Y El Café.

Hoy he soñado que iba en bicicleta a la vez que me tomaba un café. Y el café era amargo, como me gusta, y sentía que era el mejor café que había bebido en mi vida.

Entonces notaba que la bicicleta iba sola. Que mis pies pedaleaban pero no era yo quien lo hacía. Y tampoco deicidía qué camino tomaba. Sino que era el camino el que me tomaba a mí.

Y sentía paz. Y alegría.

Yo y el camino éramos uno.
Una única naturaleza.

Veía pasar personas y edificios. Los dejaba atrás, y eso también era parte del camino.

Como yo.
Como tú.

Tú eres un camino.
Al que debes permitir que te encuentre. Y te lleve.

FUERZA Y PAZ.

  

FUERZA Y PAZ.
Joan Gallardo.

 

Un Mundo Perfecto Pero No Libre. O no.

Cuando pides un mundo perfecto, pides un mundo sin sufrimiento.

Pero la capacidad para hacer sufrir a alguien viene dada por la libertad para elegir entre el bien y el mal.

Entonces, cuando pides un mundo perfecto, un mundo sin sufrimiento, estás también pidiendo un mundo sin libertad.

Cuesta mucho aceptar la idea de que éste, pese a todo, puede que sea el mundo más perfecto posible que admita el libre albedrío.

Porque eso… devuelve la responsabilidad al ser humano, no a Dios.

La libertad está bien. Muy bien.
Lo que se hace con ella es lo que puede estar mal. Muy mal.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER Y CONSIGUE UNA LISTA DE LOS 100 MEJORES LIBROS QUE HE LEÍDO EN MI VIDA

FUERZA Y PAZ.
Joan Gallardo.

La Libertad Para Limitar Tu Libertad.

No puedes hacer todo lo que querrías hacer.
Y tampoco puedes hacer todo lo que podrías hacer.

Una persona es libre, también, para autoimponerse límites a su propia libertad.
Y será muy inteligente si lo hace.
Y vivirá mejor así. Mucho mejor.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER Y CONSIGUE UNA LISTA DE LOS 100 MEJORES LIBROS QUE HE LEÍDO EN MI VIDA

FUERZA Y PAZ.
Joan Gallardo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies