Los Errores Se Pagan. Siempre.

Los errores se pagan. Siempre.
Y no querer asumir esto es una muestra innegable de inmadurez.

Asume con dignidad la magnitud de tus cagadas.

Es como la vez que rompí un jarrón en casa de un balonazo.
Podía esconderlo o echarle la culpa al perro o al viento o a un fantasma.
Total, no se podía demostrar que había sido yo.

«Mamá, lo siento. Lo he tirado yo. Castígame. No me quejaré».

Porque es mejor la penitencia que la culpa.
No tengo ninguna duda.

Mentón arriba. Ojos abiertos. Frente alta.
Y a seguir.

FUERZA Y PAZ.

INFORMACIÓN MENTORÍA PREMIUM

Cuando Volver Atrás Es La Mejor Opción.

Todos cometemos errores.
Pero no todos reflexionamos sobre ello.
Por eso algunos sacan oro de los errores y otros no sacan nada más que miseria.

Quizá sea la vergüenza por haberlos cometido.
Quizá sea el haberlos cometido deliberada y culposamente.

La cuestión es que sólo avanza con seguridad quien se aprende el camino.
Quien en caso de perderse sabe volver atrás. Recalcular e iterar.

Fallo, retrocedo, reflexiono, recalculo y lo vuelvo a intentar. Avanzar.
No hay otra. Todos los otros caminos son excursiones al abismo.

 SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER Y CONSIGUE UNA LISTA DE LOS 100 MEJORES LIBROS QUE HE LEÍDO EN MI VIDA

FUERZA Y PAZ.
Joan Gallardo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies