Hablar Sin Hacer Sentir Mal Al Otro.

(Ésta es una entrada de mi newsletter de la semana pasada. Puedes suscribirte gratis AQUÍ)

P: ¡Buenos días, Joan! Antes de nada, gracias por este espacio. Es alucinante que dediques parte del poco tiempo que tienes para responder a las preguntas de tus suscriptores. Mi pregunta es: ¿Cómo puedo decirle a un ser querido que me ha herido sin que éste se sienta mal después? Este tema me trae de cabeza. Muchísimas gracias.

R: Gracias por tu apreciación inicial. Me alegra que lo valores.

Respondiendo a tu pregunta: ¿Qué tiene de malo que se sienta mal por haberte herido? ¿Podemos lamentarnos realmente de algo sin lamentarlo? ¿Puede haber arrepentimiento sin cierto dolor o culpa? ¿Puede haber empatía sin sentir los sentimientos del otro?

Yo no veo que esto sea algo intrínsecamente malo. Lo veo simplemente necesario.

Otra cosa es que recrimines el comportamiento de alguien hacia ti con la idea y el deseo de hacerle sentir mal a propósito, con la idea de hacérselo pagar. Eso sí creo que no está bien.

Si uno no siente y refleja el dolor y el malestar del otro, ¿cómo podría ser consciente de la gravedad del asunto?

—MENTORÍA GRUPAL, ÚLTIMAS PLAZAS—

FUERZA Y PAZ.

 

Conversación con una pareja sobre la comunicación.

Conversación con una pareja de clientes en crisis:

Joan: María, ¿por qué no le señalas las cosas que te hieren?
María: ¿Yo tengo que decírselo?
Joan: ¿Quién si no?
María: Él tendría que darse cuenta.
Joan: ¿Y si no es consciente? De tu sensibilidad tienes que dar cuenta tú, no los demás. Jose, ¿tú eras consciente de que le sentaba tan mal?
Jose: Te prometo que no. A veces soy un poco brusco hablando, pero creía que no me tomaba tan literal sabiendo como soy…
Joan: ¿Lo ves, María? Él es más tosco y tú más sensible. Si no os «educáis» en el «idioma» del otro, no os entenderéis y estaréis así cada dos por tres. Jose, ¿estás de acuerdo con que ella te señale cuándo estás hiriendo su sensibilidad con tus formas?
Jose: Nada me gustaría más que que lo hiciera. Por favor. Yo voy con cuidado, aunque no lo crea, pero iré con más cuidado aún si es necesario.
Joan: ¿María?
María: Lo haré, lamento haber dado por sentado que sabía que me hería y, pese a ello, seguía haciéndolo.
Jose: No lo sabía, de verdad. Lo siento. Yo, cuando me pase, dímelo y me corregiré…
Joan: Dentro de tu capacidad y sin querer cambiar lo que no se puede cambiar… ¿No, María? Porque supongo que si elegiste a Jose como pareja era en gran parte por como es y no por como no es… ¿No?
María: Sí… me gusta su rudeza, no se la quitaría… en el fondo son sólo un par de cosas que me chocan demasiado…
Joan: Pues ya lo sabes, señálaselas cuando las haga y trabajadlo.

  

FUERZA Y PAZ.
Joan Gallardo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies