Pensamientos Para el Cambio #80: Los Ojos de tu Hijo.

No puedes enseñar nada a tus hijos que no te creas y hagas antes tú. Les haces pedir perdón al tiempo que aprenden a hablar y tu rencor se ve a kilómetros de distancia. No quieres que chillen pero eres el primero que cree que cuanto más levantes la voz más caso te van a hacer. Quieres que te presten atención pero luego te quejas e ignoras sus «llamadas de atención». 

Mírate a través de los ojos de tu hijo. Míralo menos a través de los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies