Pensamientos Para el Cambio #58: Sufrir.

Cuando te sientes mal sufres. Después sufres incluso más porque te sientes culpable por sentirte mal. Te juzgas y culpas a partes iguales, y no a medias, sinó ambas al cien por cien. Somos los más duros con nosotros mismos después de haber sido demasiado blandos. Huye del extremo. En ambos lados hay precipicios. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies