Pensamientos Para El Cambio #53: Codiciosos.

La codicia nunca tiene suficiente. Porque precisamente apunta siempre hacia cosas que no necesitas. No se puede codiciar el amor, la amistad o la paz de espíritu. La codicia va hacia el dinero, la fama, el deseo de ser respetado y las posesiones fútiles. Es así que los codiciosos nunca se dirigirán hacia su tranquilidad y plenitud interior. La miseria les aguardará en pura desgracia. Despertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies